Recetas para preparar las mejores comidas francesas

Recetas para preparar las mejores comidas francesas

París, además de ser la ciudad del amor, es uno de los lugares del mundo en los que más se puede disfrutar de la comida. Los quesos franceses, los dulces parisinos o las sopas galas para entrar en calor en invierno. Como contamos con un gran City Manager en París, nuestro colega Andrey Hernández, le hemos preguntado cuáles serían para él las 3 mejores recetas parisinas que nos puede explicar.

La verdad que todo lo que nos ha enviado está buenísimo, pero para que sepáis cómo hacer cada plato de Francia, Andrey nos ha explicado con su puño y letra la receta. ¡Vaya sabores más impresionantes tienen las comidas francesas!

Delicias de cebolleta y cebollino, plato parisino de tradición

Las pequeñas tartas de París se han vendido durante mucho tiempo en las calles de la capital.  Hay leyendas sobre vendedores sin escrúpulos que reemplazaron la carne por sustitutos que no nombraré en este blog dedicado a los placeres del paladar, su quieres saber más te recomendamos nuestro tour de Leyendas y Misterios de París. Tradicionalmente preparado con carne de res, el relleno se sustituye a menudo por salchichas.

  1. Corta las chalotas, fríelas en mantequilla en una sartén a fuego lento, revolviéndolos. En una taza, bate el huevo entero con una cucharada de agua. Tan pronto como los cebollinos hayan tomado un poco de color, añade la carne de la salchicha, sal y pimienta, mezcla. Retire del fuego, añada los cebollinos finamente picados.
  2. Precalienta el horno a 210 °C. Dividir el hojaldre en dos partes iguales. En una tabla enharinada, extiende una parte de 3 mm de grosor, córtala en 4 rectángulos iguales. Extiende la segunda parte a 2,5 mm de espesor y córtala en 4 rectángulos iguales.
  3. En los primeros rectángulos, el más grueso y el más pequeño, se extiende el contenido de la sartén, dejando 0,5 cm de masa libre en los bordes. Cepilla este borde con huevo batido. Ponga los otros rectángulos de masa en una tapa. Presiona para sellar los bordes.
  4. Cepilla el hojaldre con el huevo batido. Hornee durante 10 minutos, luego reduce a 180 °C y cocina durante 15 minutos.

Conejo salteado a la parisina

Plato tradicional de las barreras de París (es decir, las afueras de la ciudad, alrededor de las barreras de concesión o las barreras del recinto de Tiers sustituidas durante algunas décadas por la periferia). El conejo era capturado y luego salteado por al instante con chalotas, vino blanco y perejil.

  1. Cortar el conejo en pedazos. Sazonarlo y enharinarlo. Fríelo en una cacerola con mantequilla derretida. Harina ligeramente, remueve y hornea sin tapar durante 5 minutos.
  2. Luego agrega los chalotes picados, los hongos picados, el tocino blanqueado (si lo pones) y haz sudar a fuego lento.
  3. Añade los tomates pelados, sin semillas y triturados.
  4. Moja con la mitad de vino blanco y la mitad de caldo a media altura. Añade el ajo machacado y el ajo de ramillete. Llévalo a ebullición, luego cocínalo suavemente, cubierto.
  5. Cuando esté cocido, retira el ramo de garni, ajusta el condimento, espolvorea con estragón picado y sirve.

Le Gratinée des halles (Sopa de cebolla Parisina)

Siendo el distrito de Halles el punto más céntrico de París, muchos noctámbulos pasan por él. Allí pueden disfrutar de esta reconfortante sopa de cebolla para apagar el fuego del alcohol. ¡Para ser servido con rebanadas de pan empapadas y queso Gruyere rallado! Así, que alístate para aprender a hacer la sopa más famosa de Francia.

  1. Pela las cebollas y córtalas finamente. Calienta la mantequilla y el aceite en una cacerola grande. Añade las cebollas y derrítelas, revolviendo a fuego lento hasta que estén ligeramente doradas. Añade el vino blanco y cúbrelo.
  2. Sigue cocinando a fuego lento durante 30 minutos, revolviendo de vez en cuando. Rocía con harina y mézclala bien, luego vierte 1 l de agua o caldo y añade el ramillete de hierbas, luego continúa cocinando a fuego lento durante otros 15 o 20 minutos.
  3. Ponle suficiente pimienta, pero no le añadas demasiada sal por el queso. Mientras se cocina la sopa, ralla finamente el queso Gruyere. Divide el contenido de la sartén en tazones para gratinar o pequeñas soperas individuales. Coloca dos rebanadas de pan una al lado de la otra en la superficie del caldo y luego espolvorea el queso abundantemente. Mantenlo en el horno, bajo la parrilla, hasta que el queso se derrita y empiece a dorarse.
  4. Sírvase caliente. Antes de dividir la sopa en pequeñas soperas, puedes añadir, fuera del fuego, una mezcla de 3 yemas de huevo y 10 cl de Madeira u oporto.

Artículo escrito por nuestro City Manager de ParísAndrey Herández

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies